Consejos alimenticios para la salud del cabello

Publicado por:

En una DIETA HIPOCALÓRICA, los aminoácidos se usan como fuente de energía y no están disponibles para desempeñar otras funciones en los tejidos. Además, el glucógeno del folículo piloso es reducido, por lo que se proporciona menos energía para la mitosis celular y, por tanto, para el crecimiento del cabello. El pelo se vuelve fino, frágil, escaso o disperso y fácil de caer, sobre todo en dietas con un aporte calórico menor a 1000 kcal y con aporte proteico inadecuado, el balance de nitrógeno es negativo y perderemos masa muscular, debido, en parte también a la actividad tiroidea reducida (Finner 2013). Las PROTEINAS son el principal componente de las fibras del pelo, por lo que un escaso aporte proteico puede deteriorar el crecimiento del cabello.

También la micronutricion es muy importante en cuidado del cabello.
La VITAMINA C o ácido ascórbico es esencial para la síntesis de colágeno y para el entrecruzamiento de las fibras de queratina. El aporte diario recomendado es 90 mg para hombres y 75 mg para mujeres. La deficiencia de vitamina C, debido a la alteración en el tejido fibroso perifolicular, puede producir hiperqueratosis perifolicular y hemorrgia, taponamiento folicular y encrespamiento (Finner 2013).

El aporte de VITAMINA H o biotina para adultos es de 30 µg pero es raro que se produzca una deficiencia porque también es producida por una bacteria intestinal. Puede ser congénita o adquirida debida a alimentación parental, flora gastrointestinal deteriorada por antibióticos y después de un excesivo consumo de clara de huevo cruda (unión de avidina con biotina). La alopecia no es un síntoma de la deficiencia de vitamina H pero sí que ocurren cambios estructurales que lo vuelven más débil y frágil (trichorrhexis nodosa), contribuyendo a la caída (Finner 2013). Aunque la suplementación con biotina sí que puede afectar positivamente a la estructura del cabello, en pacientes con niveles normales no se ha observado que frene la caída del cabello (Rushton 2002).
Según la Organización Mundial De La Salud, la deficiencia de HIERRO es la principal deficiencia en el mundo.
La deficiencia de hierro está relacionada con la caída del cabello, incluso en ausencia de anemia. Se recomienda 8 mg para hombres y 18 mg para mujeres entre 19 y 50 años. En pacientes de riesgo, debe haber un aporte suficiente de carne roja, pescado, legumbres y otros alimentos ricos en hierro. Debe ser ingerido junto a fuentes de vitamina C y evitar el excesivo consumo de café o té (Finner 2013).
Para corregir la deficiencia de hierro, se debe tomar varias semanas en 2 o 3 dosis diarias, ya que hay una mejor absorción que con una única dosis de mayor cantidad (Finner 2013). Además, se debería tomar junto a L-lisina, ya que se observa una mejora absorción del hierro (Rushton 2002).
Aunque, Sinclair (2002) no encontró relación entre bajos niveles de ferritina y caída del cabello, por lo que el rol de la suplementación con hierro para los tratamientos contra la caída del cabello es todavía dudoso.
Actualmente, no hay suficiente evidencia para suplementar con hierro a pacientes con alopecia en ausencia de anemia, aunque cuando se trata la anemia con suplementos de hierro sí que se observa una mejoría en la caída del cabello (Benjamin y Fowler 2006).

El requerimiento de ZINC es de entre 8 y 10 mg, pero suele ser suplido por las dietas normales. Su deficiencia puede debilitar el cabello, volverlo frágil, quebradizo y provocar efluvio telogénico (Finner 2013).
Una sobredosis de zinc puede provocar una deficiencia de cobre o de calcio, dolor de cabeza o somnolencia (Finner 2013). Además, si el nivel de zinc es igual al nivel de hierro, la absorción de hierro se reduce, debe ser 3 Fe : 1 Zn, por lo que excesiva dosis de zinc puede interferir con otros minerales (Rushton 2002).
Se recomienda una ingesta de 11 mg para hombres y mujeres embarazas y 8 mg para mujeres. Si hay deficiencia, se recomienda entre 25 y 50 mg para adultos (Finner 2013). Al igual que con el hierro, la L-lisina también mejora la absorción del zinc (Rushton 2002).
Aunque se ha estado utilizado para el tratamiento de la caída del cabello y haya estudios que correlacionan la caída de pelo con la deficiencia de zinc, no hay evidencia de que bajas concentraciones de zinc causen la caída del pelo (Rushton 2002).

El COBRE es esencial para las fibras de queratina. Además, algunas enzimas dependen del cobre, como el ácido ascórbico oxidasa (implicada en metabolismo de la vitamina C) y la tirosinasa, por lo que el cobre tiene relación con el crecimiento del cabello. La ingesta recomendada para adultos es de 900 µg (Finner 2013).

La ingesta recomendada de VITAMIN B3 (niacina) es de 16 mg para hombres y 14 mg para mujeres. Su deficiencia, llamada piel áspera, se da en poblaciones donde el maíz y el mijo son la principal alimentación y, sus primeros síntomas son la caída del pelo difusa, entre otros (Finner 2013).
No hay evidencia en la relación entre bajos niveles de VITAMINA B12 y la mayor caída del cabello, pero se ha observado relación entre niveles bajos de vitamina B12 con ansiedad y depresión (Bjelland et al., 2003), por lo que podría provocar la caída del cabello (Rushton 2002).

La deficiencia en VITAMINA A no es causa de la caída del cabello pero una ingesta excesiva podría provocarla. Se recomienda un máximo de 10.000 IU (Finner 2013).

Los tratamientos con VITAMIN D para los desórdenes en el crecimiento del cabello pueden tener buenos resultados pero se necesitan más investigaciones (Amor, Rashid y Mirmirani, 2010). El estudio de Bolland et al. (2008), no encontró correlación entre la calvicie y los niveles de vitamina D. Sin embargo, hay estudios que sugieren que la ausencia de receptores de vitamina D puede conllevar al desarrollo de la alopecia, por lo que parece que hay una asociación entre los niveles de esta vitamina y la alopecia (Demay et al., 2007).
La ingesta diaria recomendada es de 5 a 10 mg (1µg calciferol = 40 IU vitamina D), por lo que estos niveles de vitamina D en pacientes con alopecia podrían ser útiles (Finner 2013).

 

 

 

 

 

0
  Related Posts

Añadir un comentario