• 1. ¿ El pelo trasplantado no se caerá?

    No. El pelo que se implanta, procede de la región occipital del cuero cabelludo. En esta región los folículos pilosos no presentan tanta cantidad de receptores para la dihidrotestosterona, por tanto, no se afectan por la alopecia androgenética. Estos folículos, una vez implantados en la región receptora, van a perdurar de por vida, ya que están genéticamente programados de esa manera. Sin embargo, tras el trasplante, es necesario continuar con el tratamiento farmacológico con la finalidad de evitar que los folículos nativos, es decir, el pelo que aún conservábamos en la zona receptora no continúe perdiéndose y perpetuar así el resultado alcanzado con el trasplante.

  • 2. ¿Cuánto tiempo es necesario que pase para que se vean los resultados?

    A partir del tercer mes tras la cirugía, el nuevo pelo comienza a salir, y se observa una progresiva mejoría hasta que aproximadamente al cabo de un año, tenemos el resultado definitivo.

  • 3. ¿Es cierto que después del trasplante se puede producir una caída transitoria?

    Sí. Tras la cirugía, cierto número de folículos, tanto trasplantados como nativos van a entrar en fase telógena (caída). Esta caída, conocida como efluvio postquirúrgico es totalmente reversible y variable en cuanto a severidad de unos individuos a otros, de manera que podemos ver casos en que esta caída va a ser muy ligera, casi imperceptible y otros casos en que va a ser más acusada. Esto ocurre entre las 4 y las 8 semanas tras la cirugía. A partir de las 12 semanas comienza a nacer el cabello nuevo, junto con el beneficio del trasplante. Se trata, por tanto de un simple recambio de pelo viejo por pelo nuevo inducido por el trauma quirúrgico.

  • 4. ¿A qué edad es más aconsejable realizarse un trasplante?

    Dependerá de cada caso. Lo ideal es encontrarse en una fase en que la alopecia se encuentre estabilizada. Esto lo conseguimos siguiendo un tratamiento médico previo a la cirugía. De esta manera, nos aseguramos de que el pelo nativo no sigue perdiéndose. La edad no es un factor absoluto, pues hay casos en que a edades muy tempranas (20-25 años) ya se ha producido una pérdida muy significativa de masa capilar. Para restaurar la densidad perdida la única solución hoy por hoy es el trasplante capilar.

  • 5. ¿Puede trasplantarse pelo de unas zonas corporales a otras?

    Sí. Actualmente, las técnicas de cirugía capilar permiten disponer del pelo tanto del cuero cabelludo como corporal para restaurar zonas despobladas. Para garantizar un resultado natural y estético, el cabellode ambas zonas (donante y receptora) debe tener características similares en cuanto a grosor, longitud y forma. Las zonas corporales que más frecuentemente se restauran son: patillas, cejas, barba/bigote y pubis.

  • 6. ¿ Es doloroso el procedimiento?

    No. La intervención se realiza bajo anestesia local y puede asociarse una sedación ligera en algunos casos. Durante el tiempo que dura el procedimiento, el paciente se encuentra consciente y puede mientras tanto, ver la televisión, escuchar música o charlar con el equipo.

  • 7. ¿ Qué técnica quirúrgica es más aconsejable en cada caso?

    Actualmente, hay dos técnicas quirúrgicas muy innovadoras y ambas garantizan un resultado exitoso. La diferencia entre ambas radica en la forma en que se obtienen los injertos. En la técnica Strip se obtienen a partir de una tira de cuero cabelludo que se extrae de la región occipital, mientras que en la técnica FUE se obtienen los injertos extrayéndolos uno a uno mediante un punch. La técnica Strip aunque es algo más invasiva, nos permite obtener un mayor número de injertos en mucho menor tiempo, lo que hace posible que se puedan realizar sesiones de unas 7 horas donde se implanten 2000 UF. Sin embargo, con la técnica FUE, se incrementan considerablemente los tiempos de trabajo, y para implantar esa misma cantidad de injertos necesitamos prácticamente el doble de tiempo. En conclusión, la técnica FUE es menos invasiva, no requiere sutura y por tanto no hay cicatrices; pero es más laboriosa de realizar, aumentando el tiempo y el coste económico. La técnica Strip, es más invasiva y deja una pequeña cicatriz, que irá oculta por el pelo; pero nos permite obtener mayor número de injertos en menos tiempo y es más económica. Es necesaria la valoración del especialista, teniendo en cuenta también las preferencias del paciente antes de optar por una u otra técnica.

  • 8. ¿Cuándo puedo hacer vida normal tras el trasplante?

    Se puede hacer vida normal desde el día siguiente al trasplante. Pero debemos evitar durante un mes el sol excesivo sobre la cabeza, la piscina, la sauna, el deporte y los tintes.