El plasma rico en plaquetas (PRP) se obtiene a partir de la sangre del propio paciente. Contiene enormes reservas de proteínas bioactivas, incluidos factores de crecimiento y células madre periféricas, que son de vital importancia para iniciar y acelerar la reparación y la regeneración tisular.).

Los mecanismos de actuación de este tratamiento permiten mejorar el estado inmunitario celular y vascular en la zona tratada, acelerando los procesos fisiológicos de reparación de los tejidos a través de la activación de los fibroblastos (células madre que se encuentran en la dermis) por los factores de crecimiento (FC).

Se obtiene  a partir de una simple extracción de sangre venosa, que será centrifugada para obtener el superconcentrado de plaquetas.

El plasma se inocula directamente en la dermis del cuero cabelludo (mesoterapia), llegando al folículo piloso y contribuyendo a la regeneración del cabello.

Dado que el origen del plasma es autólogo, es decir que se extrae de estructuras de la propia sangre del paciente, quedan excluidos los riesgos de fenómenos de rechazo.