En condiciones normales, aproximadamente un 10 % de los folículos pilosos del cuero cabelludo se encuentran en fase telógena (de reposo), mientras que el 90% restante se encuentran en fase anágena (de crecimiento). El efluvio telógeno es un fenómeno de caída aguda que se produce cuando aumenta esta proporción de folículos en fase telógena.

Las causas del efluvio telógeno son de muy diversa índole;

  • Alteraciones hormonas tiroideas
  • Anemia
  • Estrés post-traumático o post-quirúrgico
  • Radiación ultravioleta
  • Fármacos

Es por ello, que lo primero que tenemos que hacer en estos casos es investigar la causa y a partir de ahí establecer un tratamiento para el problema de base. Además, la mesoterapia capilar es una gran aliada para ayudar a estabilizar los desajustes del ciclo piloso que se producen en el efluvio.