La técnica de STRIP consiste en extraer una tira de cuero cabelludo de la zona occipital (nuca) que posteriormente se disecciona para obtener los injertos. Es necesario suturar la herida aunque con la sutura tricofítica actual, la cicatriz residual es imperceptible y el daño al área donante mínimo.

Durante la fase de corte, se disecciona completamente la tira, hasta obtener las unidades foliculares.

Después, el cirujano realiza las incisiones en la región receptora, en las cuales se implantarán posteriormente los injertos.

La duración de esta intervención es de unas 6 horas aproximadamente.